domingo, 29 de agosto de 2010

Se acaban mis vacaciones.

Este fin de semana se producirán miles de desplazamientos, fruto de la operación retorno- dice la locutora, fijando su mirada en la pantalla.

- Muchos españoles han acabado ya sus vacaciones y se disponen a regresar a su lugar de residencia habitual -continúa, impasible.

- Dentro de unos días se dispondrán medidas de seguridad para aquellas personas que comiencen sus días de descanso en septiembre -remarca, mirándome seriamente, pero con un punto irónico (ya se debe de haber dado cuenta que soy de esos que van a comenzar a trabajar en breve).

- Una vez más, las playas del Mediterráneo han registrado un lleno casi absoluto -la locutora se mueve de forma casi imperceptible, la cámara se centra en su cara, parece que me guiña un ojo: no hay duda, lo sabe: se acaban mis vacaciones.

- Los precios de los hoteles bajarán de forma considerable a lo largo del mes de septiembre -ella se sonríe: sin duda, sus vacaciones comienzan el día 1 y ya tiene la habitación reservada en uno de esos lugares de la costa atestados en agosto.

Me mira desde su pulcro lugar de trabajo, el ordenador esequetienenenlostelediarios, abierto para-por-si-acaso, impecable su estudiada melena, perfecta la coordinación color de cabello/ traje de chaqueta veraniego/ complementos. Toma aire -yo lo noto, lo sé- y añade con su mejor sonrisa:

- Las vacaciones de verano han terminado ya.

Por algo prefiero leer los periódicos digitales...


5 comentarios:

  1. A mí a un me quedan hasta el día 7 jijiji

    ResponderEliminar
  2. Qué poco dura lo bueno, madame. Pero antes de que nos demos cuenta, estaran ahi las de navidad. Claro que para mí esas son de lo mas estresante que existe!

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  3. Kassiopea, Madame,
    ya sólo menos de 24 horas :-(

    Feliz tarde.

    ResponderEliminar
  4. Pues sí...

    A mi se me acabaron en el tiempo en que se tarda en dar un suspiro. Y sí, fue a una playa atestada de gente en la que no conseguí estar agusto ni cómodo.

    Creo que para futuras ediciones de mis vacaciones veraniegas me voy a ir en Septiembre. Como casi nadie tiene vacaciones en ese mes puedes ser la envidia de todos y estarás solito allá por donde vayas. Es una opción cuanto menos sensata e inteligente.

    Un saludo.

    Oski.

    ResponderEliminar
  5. Tropiezos,
    un suspirito me han parecido a mí esta mañana, cuando he vuelto al colegio ;-)

    Un saludo.

    ResponderEliminar

No acepto comentarios anónimos. Si no nos dices quién eres, tu comentario no se publicará.

Visito tu enlace si tu comentario no es spam, anónimo o una falta de respeto.