domingo, 1 de agosto de 2010

Mi casa tiene cara.

Venciendo el calor con las persianas bajadas como párpados caídos...

4 comentarios:

  1. la mía la cara la tiene ya derretida... ¡Qué calorazo estos días!

    ResponderEliminar
  2. Pues la mía, no sólo tiene cara, sino que, además, creo que ha aprendido a sudar y todo.
    ¡Qué calor!

    ResponderEliminar
  3. Por eso ahora estoy en un sitio fresquito. ¡A vuestra salud!

    ResponderEliminar

No acepto comentarios anónimos. Si no nos dices quién eres, tu comentario no se publicará.

Visito tu enlace si tu comentario no es spam, anónimo o una falta de respeto.