lunes, 2 de agosto de 2010

La tapa no, sí lo de dentro.

Una madre bien aleccionada sabe que cuando se va de viaje y además con niños, estos comerán bocadillo. Igual que en el parque infantil, donde una brigada de madres se ocupará fervientemente mediada la tarde en alimentar a la prole: sandwiches de salchichón, rodajas de chorizo, goteantes nocillas, clásicos de jamón y queso.

Y es obligación de los pequeños, valientes como jabatos, plantar cara en la intromisión de sus juegos, plantarse con pie firme en el arenero y negarse a hincar el diente en las viandas.

Y una madre bien aleccionada, con la sabiduría que da el instinto, dirá, como generaciones y generaciones de féminas antes que ella:

- ¡Pues cómete lo de dentro!


4 comentarios:

  1. Sí, eso solía dar buen resultado. Parecia mas llevadero comerse solamente lo de dentro :)

    Buenas noches, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  2. ¡jaja no sabes la de veces que me pudo decir mi madre eso mismo! Muy buena entrada Oculimundi :D un beso

    ResponderEliminar
  3. Madame,
    admito que yo siempre preferí el chorizo a las tapas del Bimbo...

    Feliz noche.

    ResponderEliminar
  4. José R.,
    lo mismo que le digo yo a Niña Pequeña. Va en el gen "mamá". Jejejee...

    Un saludo.

    ResponderEliminar

No acepto comentarios anónimos. Si no nos dices quién eres, tu comentario no se publicará.

Visito tu enlace si tu comentario no es spam, anónimo o una falta de respeto.