domingo, 22 de agosto de 2010

Crónicas marinas (6): Flotar.

Se despedía hoy NiñaPequeña de la playa aferrándose al flotador, rojo y azul de spiderman -no lo había de otro modelo... Y parecía ella navegar en un pequeño barquito, con los brazos apenas rozando las olas, la pequeña coleta al viento ("mójame el pelo, mamá"), cerrando incluso los ojos al rumor del agua ("papá, papi, papito, vamos más adentro"). Subía y bajaba con las pocas olas y se dejaba deslizar, caminando de puntillas ("mira, mira, hago pie") cuando la ocasión lo merecía, rebuscando con los dedos las conchas que le había pedido su abuela ("esta, esta, otra más grande").


4 comentarios:

  1. Qué dificil para una niña despedirse de la playa, todo un parque de atracciones incomparable, con tantas cosas a las que sacar partido!
    Con los años he ido perdiendo afición a las playas, pero de niña no había quien me sacara de allí.

    Feliz tarde, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  2. Pues si no has encontrado un flotador de otro modelo, yo te puedo prestar de Rayo McQueen, Ben10, Tele Tubbies y unos manguitos de Mickey Mouse.

    ...Uy, estoy pensando que podría poner un puesto en el mercadillo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Madame,
    la playa es un parque de multiaventuras para un pequeño... Yo prefiero la piscina, pero en mi situación actual...

    Feliz tarde.

    ResponderEliminar
  4. Perikiyo,
    si por ella fuera, hubiera preferido de princesas, claro, pero... Creo que los manguitos esos también los tengo yo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

No acepto comentarios anónimos. Si no nos dices quién eres, tu comentario no se publicará.

Visito tu enlace si tu comentario no es spam, anónimo o una falta de respeto.