domingo, 10 de enero de 2010

Los libros son piezas de cazador.

No se me había ocurrido que los libros podían ser objeto de exposición cotidiana en mi casa hasta que ayer unos amigos me decían así me gusta ver los libros, todos colocados en el salón... Sentía yo aires de cazador enseñando sus últimas piezas, mientras que el marido de ella atendía con curiosidad los lomos de algunos ejemplares, él diciendo claro, si compras un libro, no lo vas a tirar. Con horror escuchaba yo... ¿Y has leído todos?

Ganas me dieron de contestar que, además, esos libros tenían letras y todo...


Vuelve...


3 comentarios:

  1. Es que hay quien los compra de imitacion, de esos que luego no tienen paginas y son solo para rellenar las estanterias. Que total es bien absurdo en esos casos tener estanterias para libros.

    Feliz dia, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  2. Madame,
    ¿y se compran a juego con las cortinas o estores del salón?
    Grotesco.
    Feliz noche.

    ResponderEliminar
  3. Hola Negrevernis, encontré tu blog en Yenodeblogs ;) y me está siendo grato leerte, seguiré en ello. Así les va a algun@s... y luego dirán -a mi hij@ no le gusta leer- y echarán la culpa al cole por no hacerles leer ¬¬ vamos, vamos...
    Saludos!

    ResponderEliminar

No acepto comentarios anónimos. Si no nos dices quién eres, tu comentario no se publicará.

Visito tu enlace si tu comentario no es spam, anónimo o una falta de respeto.