viernes, 28 de agosto de 2009

Se va a abrir la veda.

No puede ser. Esto es increíble.
Hoy es viernesSanviernes. Y se me acaban las vacaciones. Vaya, oiga, que el lunes comienza la temporada y yo con estos pelos (lo que me recuerda que tengo que llamar a la peluquería, por cierto). Me llamó mi jefe-dire hace muy poco para recordarme que el 31 nos veíamos ya en el cole.
Tengo suerte porque mi jefe es un buen jefe.
¿Y qué cualidades debe tener un buen jefe? Veamos, desde mi punto de vista:
  1. Que esté, pero sin estar (es que a mi eso de que me vigilen el trabajo no me mola nada)
  2. Que potencie el trabajo en equipo por encima de todo (pero todos trabajando, ¿eh?)
  3. Que favorezca el diálogo con el trabajador (cada uno en su puesto, pero que soy persona, ¿vale?)
Fijo que tiene muchas más cualidades (de hecho, no sé cómo es capaz de tener tantas cosas en al cabeza; seguro que duerme cuatro horas, como el gran Leonardo).

Pero esto no quita que este fin de semana es el último de mis vacaciones. No han estado mal, desde luego, porque he podido desconectar (es el objetivo vacacional, ¿no?) y hasta creo que vuelvo con las pilas alcalinas cargadas.

¿Quieres saber más sobre mi trabajo?
Tengo más listas de cosas...

2 comentarios:

  1. Muchos sentimos lo mismo que tú. Aunque tu equipo de sociales es ESTUPENDO.

    ResponderEliminar

No acepto comentarios anónimos. Si no nos dices quién eres, tu comentario no se publicará.

Visito tu enlace si tu comentario no es spam, anónimo o una falta de respeto.