martes, 26 de abril de 2011

Vuelta al cole.

La vuelta al trabajo es apuntar en la listadecosasparahacercuandoacabeloqueestoyhaciendo cuatro cosas más con las que ya no contaba, no perder el juego de llaves más de tres veces en toda la mañana y hacer creer al alumno del fondo que es capaz de llevarme al límite sin jugar en su terreno, mirar de reojo el calendario del despacho -a ver si pasa la hoja él solo y se agotan las semanas-, decirme dos veces que tal vez merezca la pena, creerme con poca convicción que, profe, te prometo que he hecho los deberes, pero me los he dejado en la mesa del salón... Suspirar ante la agenda, contar los post-it que me quedan sin rellenar de tareas urgentes, rebuscar entre los correos electrónicos el número de fax e intentar que no se me olvide contar mentalmente hasta cien al tocar el pestillo de la siguiente clase. Volver a casa y comprobar que la inestable torre de ropa de brillantes arrugas clama por ser planchada en algún momento de la noche, recalentar las sobras de la comida de ayer, apurar el jabón en el estropajo ante dos sartenes y un cazo.

Tal vez me dé tiempo -aún no lo sé- a acercarme a la pastelería de arriba. Mañana es mi santo y habrá que celebrarlo.

3 comentarios:

  1. A ver, a ver ...

    Hoy celebran su santa las Zitas, las Catalinas, las Francas, Las Meruvinas y ... ¡las Montserrat! jeje.

    Venga, a la pastelería de arriba y a celebrarlo.

    Feliz día, Negre.

    ResponderEliminar
  2. Muchas felicidades, de nuevo Negre, porque mañana es hoy.
    Las vacaciones nos recuerdan lo duro de la vida cotidiana. Cuando nos olvidamos de ellas, olvidamos también la dureza de cada día.
    Ya falta menos para que vuelvan a recordárnoslo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a los dos.

    No se celebró con pasteles, sino con deliciosas torrijas que mi vecina de enfrente tuvo el detalle de regalarnos (sin saber, tal vez, lo mucho que me gustan...).

    Vaya, vaya, José Luis... No sé si me gusta más Zita, Catalina o Montserrat... Jejeje...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

No acepto comentarios anónimos. Si no nos dices quién eres, tu comentario no se publicará.

Visito tu enlace si tu comentario no es spam, anónimo o una falta de respeto.