jueves, 17 de diciembre de 2009

Sus señorías no conocen mi realidad.

Veía esta tarde el telediario y me encontraba con la noticia del debate que se está realizando en Cataluña a cuenta de las corridas de toros; ilustraban los minutos escenas de manifestantes -no sé si muy o poco numerosos, porque no se veía nada claro-, pancartas más o menos teñidas de sangre y breves comentarios acerca del toreo. Parece ser que se quieren prohibir estas fiestas en esta zona de España, del mismo modo que ya se hizo hace veinte años en otros sitios.

Sin entrar en el debate -porque no podría, ya que vengo de una familia aficionada al toreo y no sería objetiva-, siempre que me encuentro con tan sesudas votaciones y trascendentales temas, me viene a la cabeza que porqué estos señores diputados regionales y nacionales no dedican sus señoriales e ilustrísimas neuronas a cosas más importantes para la nación, es decir, para el pueblo que les vota.

Aunque tal vez es que sus señorías no están al pie de la calle -esto hace tiempo que ni me lo cuestiono, por real. A tal efecto, a fin de poder ayudar a nuestros buenoshombres, les indico algunos temas que me preocupan. Porque claro, para eso voté en las últimas elecciones. Para que me solucionen los problemas:
  • los jóvenes adolescentes que me rodean tienen problemas realmente serios de comprensión lectora y resolución de problemas. ¿O es que sus señorías prefieren que las nuevas generaciones piensen poco y se dejen hacer mucho?
  • casi cuatro millones de parados y subiendo. ¿O es que sus señorías consideran mejor seguir repartiendo subvenciones a sindicatos que aún no han salido a protestar, dos años después?
  • mi hipoteca; afortunadamente, ahora no subiendo
  • la estabilidad del empleo. Se me olvidaba: sus señorías tienen las pensiones más altas de España con cuatro años de trabajo... cuando van, porque encima, al Congreso no va ni el tato ese...
  • parece que está mal visto que yo pueda elegir el colegio que quiero para mi hija. Claro, mejor el que sus señorías me dicten, aunque yo prefiera otro antes que los de la línea política que ellos me marquen.
  • el recibo de la luz, el agua, el gas, el teléfono, la comunidad, la recogida de basuras... ¿O es que sus señorías no pagan recibos?
Pero, por supuesto, es mejor hablar de las corridas de toros, el quitar crucifijos de escuelas públicas -yo estudié toda mi vida en públicos, jamás vi un crucifijo: ¿podrían dejarme en paz con los que hay en mi lugar de trabajo, que a mí no me molestan para nada?-, los piratas -total, para que paguemos el rescate...-, cosas así.

¿Qué tal un poco de dosis de realidad?


2 comentarios:

  1. El tío abstencionista de la Rut18 de diciembre de 2009, 11:49

    Ya que viven como reyes y no hacen caso a quien les vota la solución es no votar.
    Son iguales unos que otros, si ganara la abstención...

    ResponderEliminar
  2. Pues hay un partido que reclama esos votos y se compromete a dejar el escaño que ganen vacío...

    ResponderEliminar

No acepto comentarios anónimos. Si no nos dices quién eres, tu comentario no se publicará.

Visito tu enlace si tu comentario no es spam, anónimo o una falta de respeto.