martes, 29 de diciembre de 2009

No vuelven los jóvenes cerebros.

Mientras espero tranquilamente a que mi óptico me llame para indicarme que mi nuevo par de gafas está listo -azules, rectangulares, metálicas, con cristales perfectos sin rayar-, os dejo dos noticias que me han impactado y hecho reflexionar hoy: aquí y aquí.

Así nos va...


0 ideas:

Publicar un comentario

No acepto comentarios anónimos. Si no nos dices quién eres, tu comentario no se publicará.

Visito tu enlace si tu comentario no es spam, anónimo o una falta de respeto.