jueves, 4 de febrero de 2010

Venga, más mentiras.

Algunas cosas que pasan en el mundo, y sin incluir las guerras olvidadas que hay en el planeta o los miles de niños a los que les estamos robando su derecho a alimentarse sanamente o recibir una correcta educación, me molestan. Sí, me molesta. Me molesta y me incomoda que se crean que trago con ruedas de molino, como al escuchar esta noticia; a algunos políticos -si no a todos-, les recordaría que existe un mandamiento elemental: no mentirás. Y no levantarás falsos testimonios. Y honrarás. Y no dirás el nombre de Dios en vano. Vamos, por favor...

Y luego, en el postre de mi comida, me sorprendía escuchando esta otra noticia; vamos, que los sindicatos españoles, de repente salen a la calle. Y digo yo: ¿dónde estaban cuando empezaron a engrosarse las listas del paro? Porque supongo que lo suyo es la lucha por los trabajadores y tal... Aunque, no sé porqué, empiezo a pensar que tal vez el dinero, en forma de subvenciones, acalla hasta la más enérgica protesta. Qué curioso... ¿Saldrán a la calle para reclamar, de paso, que también sus señorías ministros se revisen sus pensiones? Porque creo que a ellos no les pasa esto.

De paso, uno que ha matado a tiros a su mujer, queda libre por un error judicial. Si al final parece que son las víctimas las que tienen que salir huyendo y esconderse. Y, claro, cuando los padres de los jóvenes son noticia como esta...

Qué país.


0 ideas:

Publicar un comentario

No acepto comentarios anónimos. Si no nos dices quién eres, tu comentario no se publicará.

Visito tu enlace si tu comentario no es spam, anónimo o una falta de respeto.