martes, 9 de febrero de 2010

Amigos de lo ajeno.

Me han robado.

Y no me he enterado, que es lo peor.

Me han dejado seca y a medio decir; todo ha sido inesperado -o no, le dije a mi marido que esto iba a pasar, que algún día ocurriría, vistas las cosas: era casi inevitable. Tarde o temprano iba a vivir esto, y lo peor es que no lo parece, que no se aparenta: me rodeo de mi gente de todos los días, que inician, como todos los días, sus conversaciones y preocupaciones cotidianas, preguntas sobre este alumno o el otro. Todo parece normal. Pero a mí me han robado.

¿Dónde habrán dejado lo que me pertenece?

Y es que mi voz es mía, personal, mi instrumento cotidiano de trabajo. Me la han robado.

Estoy afónica.


8 comentarios:

  1. Madame, doble problema en su caso, en efecto, al ser su instrumento de trabajo.
    Espero que se recupere pronto!

    Feliz dia

    Bisous

    ResponderEliminar
  2. Espero que te recuperes pronto.

    Sonia.

    PD: me encanta cómo escribes

    ResponderEliminar
  3. Un descansillo y a seguir funcionando.

    ResponderEliminar
  4. El tío de Rut se queda afónico también9 de febrero de 2010, 13:52

    Anginovag funciona ^^

    ResponderEliminar
  5. Gracias a todos...

    Como vaticina el tío de Rut, ayer mismo por la tarde mi amable farmacéutica me daba Anginovag y los remedios caseros de miel, limón, bicarbonato, gárgaras y no hablar (imposible!!!) ya los estoy usando.

    Más quisiera yo, Eladio, el descansar un par de días ;-)

    Pero admito que hoy los alumnos se han portado bien.

    Silenciosos saludos de tarde.

    ResponderEliminar
  6. Ay, querida amiga, este es un robo pasajero. ¿No convendría que registraras los pupitres de los alumnos o sus carteras? Besitos y mejórate.

    ResponderEliminar
  7. Querida Isabel,
    el robo se mantiene y fuentes muy fiables me han asegurado hoy que habrá que esperar cinco días, cinco, provista de antibiótico como arma ofensiva hasta la localización de mis palabras robadas...
    Saludos.

    ResponderEliminar

No acepto comentarios anónimos. Si no nos dices quién eres, tu comentario no se publicará.

Visito tu enlace si tu comentario no es spam, anónimo o una falta de respeto.