martes, 19 de octubre de 2010

Elia de nuevo.

Hablé de Elia hace un año. Elia es uno de esos regalos que de vez en cuando un profesor se encuentra en las aulas: un cúmulo de cariño y un derroche de imaginación desbordante, algo así como un puntito de luz en medio de las clases.

Y alguno podrá pensar claro, claro: como siempre, la profesora hablando de sus mejores alumnas. Pues no: a ella le costó mi asignatura y en general fue poco a poco. Lo cual era lógico, porque su mente y sus intereses andaban, claramente para todos ,por otro lado. Pero sí, fue buena alumna en otros aspectos, porque derrochaba -y supongo que lo seguirá haciendo- transparencia por todos lados.

Hoy veía en su blog un vídeo de uno de sus últimos trabajos, que no puedo más que dejar aquí:



7 comentarios:

  1. Un vídeo entrañable. ¿Y dices que es un trabajo de alumna Elia? Pues es un genio... Besos, querida amiga.

    ResponderEliminar
  2. Dicen que los buenos escultores quitan lo que sobra, hasta dejar la figura que hay escondida en el interior del bloque de piedra o madera con el que trabajan.
    Elia no ha quitado nada, pero nos ha ilustrado lo que hay escondido detrás de esa piel.
    Para ambientar, Silvio. No se puede pedir más.

    Me ha recordado a mis dos hijos, ambos colocados así, con la cabecita hacia arriba, hasta el final del embarazo. No quisieron darse la vuelta, los muy bribones.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Precioso Negre, gracias por compartirlo.

    Sonia

    ResponderEliminar
  4. Isabel,

    es una antigua alumna que tuve hace años. Una artista desde que la conocimos con doce años...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Perikiyo,

    ...pero el parto de Bárbara fue bien :-) Una muestra de lo que es capaz de hacer Elia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. jejeje, hombre, yo no diría que el buen parto fue gracias a mi, pero está claro que Nachito quería ver este mundo cuanto antes!

    Muchas gracias por esta entrada que me has dedicado. Verdad que siempre he sido malisima estudiante, cosa que aun conservo.
    Pero no se si sigo siendo tan transparente, creo que al crecer el cristal se va enegreciendo, o empañando, este mundo es muy grande y complejo.
    Pero bueno, intento sacar lo que me queda :D

    Un beso grande.

    P.D: alomejor algun día tengo un hueco y me puedo pasar por el colegio y asi veo el huequito que le habeis hecho a los peques!

    ResponderEliminar
  7. He aquí la artista :-)

    Te estaremos esperando con los brazos abiertos, bien lo sabes.

    Besos.

    ResponderEliminar

No acepto comentarios anónimos. Si no nos dices quién eres, tu comentario no se publicará.

Visito tu enlace si tu comentario no es spam, anónimo o una falta de respeto.