domingo, 26 de septiembre de 2010

Los paseos sirven para coger piedras.

Mira, mamá: he cogido muchas piedras en el paseo -dice Niña Pequeña, mientras abre su puñito para enseñarlas-. Una... dos... tres... ¡cinco!

- Es cierto, has cogido muchas. Ya no puedes coger más porque no te caben en la mano.

- ¿Cómo que no? -Niña Pequeña se para y me mira extrañada-. ¡Tengo la otra mano todavía!


0 ideas:

Publicar un comentario

No acepto comentarios anónimos. Si no nos dices quién eres, tu comentario no se publicará.

Visito tu enlace si tu comentario no es spam, anónimo o una falta de respeto.