jueves, 1 de abril de 2010

Abel.

Veo desde la ventana los tres almendros, empeñados por competir en color.
¿Qué pasará cuando estallen?

Ayer nació Abel, al son de los almendros; bienvenido.


0 ideas:

Publicar un comentario

No acepto comentarios anónimos. Si no nos dices quién eres, tu comentario no se publicará.

Visito tu enlace si tu comentario no es spam, anónimo o una falta de respeto.