lunes, 8 de marzo de 2010

Día de la mujer.

Hoy es el Día de la mujer trabajadora -prefiero pensar que es el Día elegido para darse cuenta de lo que trabajan las mujeres...

Es muy fácil para mí, por lo tanto, traer a colación a esas mujeres íntegras y con afán constante de superación, como Belén, Tíamaríadolores y Carmen, o a aquellas que tenían el sueño de ser madres y ahora son un poco mejores porque han logrado cumplirlo, como Nair, esas que son Señoras -con mayúscula- como Tíamagda, incluso regalar la imagen de Olga, por cuyos ojos se le escurría la transparencia de su alma... O a mis mujeres de Guatemala, El Salvador y Honduras, que me enseñaron lo mucho que dependen de ellas los hogares que sostienen...

Podría, claro, recordar a aquellas que sufrieron o viven en la violencia. Ellos, no violentos sino enfermos, las mataron -por dentro o por fuera- sin darse cuenta de que ahora no son de ellos, sino de todas.

Pero traigo aquí a las desconocidas, a las maris que se preocupan por la educación de sus hijos, llevan su día, hacen tortillas de patata, recetan para la afonía limón con miel y retienen el tiempo del reloj al abrazarte. Esas, de las que no se habla, pero tienen nombre y rostro amable, solidarias, colaboradoras, agobiadas por el presente, con esperanza por el futuro que escriben cada minuto.

Hoy es el Día, por tanto, de las anónimas.


6 comentarios:

  1. Hace mucho tiempo que sé que la realidad de la mujer es esencial en el mundo, que éste no subsistiría sin su presencia y sin su enorme voluntad y delicadeza. Hay mujeres perversas, terribles, no cabe duda. Las he conocido, pero yo cuando niño no me sentía seguro si no era en la cercanía de lo femenino. Y de mayor siento exactamente lo mismo. Por esas mujeres, por tantas mujeres que hacen el mundo mucho más habitable y humano.

    ResponderEliminar
  2. Deberia ser, por tanto, dia de descanso para las mujeres, pero no lo es. Hay que seguir, madame.

    Feliz comienzo de semana

    Bisous

    ResponderEliminar
  3. Joselu,
    mis alumnos siempre se sonríen cuando les digo que las mujeres tienen una capacidad de resistencia y adaptación superior... Pero es cierto: están ahí -estamos- y sostienen todo. A pesar de las perversas, como tú dices, que las hay, porque, lo admito, nuestro daño puede ser más agudo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Madame,
    una prueba más de que somos pilares.

    Feliz noche.

    ResponderEliminar
  5. retienen el tiempo del reloj al abrazarte

    esta frase, además de ser una gran verdad, me a tocado, me ha tocado muy hondo.

    Debería acordarme de todas ellas todos los días. Nuevo propósito ;)

    ResponderEliminar
  6. Rukia,

    si un nuevo propósito nos hace mejores, no hay que esperar ni un minuto para hacerlo realidad.

    Saludos.

    ResponderEliminar

No acepto comentarios anónimos. Si no nos dices quién eres, tu comentario no se publicará.

Visito tu enlace si tu comentario no es spam, anónimo o una falta de respeto.