sábado, 13 de marzo de 2010

Niña con un globo.

Se resiste a ser dominado y se escurre entre sus manitas de tres años; intenta liberarse al son del viento y da quiebros, toma mal las curvas, le persigue al correr por la acera, busca una salida a su encierro en la casa...

-¡Globo, globo! -grita, intentando controlar su juguete con sólo su cuerda de colores.

Papá y mamá, previsores, hemos atado la cintita a su muñeca. El globo da tirones: hace buen tiempo, el cielo por fin está despejado y por la acera corren, más bien, aires de una temprana primavera. Pero sabemos, los mayores, que hay que evitar que se vaya su juguete: ¿quién la podrá convencer después de que el globo llegará hasta los aviones para decirle adiós de su parte?


2 comentarios:

  1. ¡Qué maravilla poder vivir la infancia de un niño de esa edad! Las mías hace tiempo que la han abandonado, pero qué sensaciones más extraordinarias las de acompañar a un niño en sus descubrimientos. Lástima no haber tenido un blog cuando ello tuvo lugar.

    ResponderEliminar
  2. Joselu,
    a veces pienso que cómo hubiera sido el blog del embarazo de mi hija.
    Cada etapa, me dicen, tiene su aspecto positivo y único.
    Saludos.

    ResponderEliminar

No acepto comentarios anónimos. Si no nos dices quién eres, tu comentario no se publicará.

Visito tu enlace si tu comentario no es spam, anónimo o una falta de respeto.