martes, 24 de noviembre de 2009

Hojas secas.

Bajaba esta noche del autobús y me despejaba este frío... Hoy no tuve suerte y el conductor dejó todas las luces de su vehículo encendidas; se ve que no era noche para dejarse llevar pensando en lo ocurrido a lo largo del día... Los lunes son horas de muchas reuniones y de preparar esas docenas de cosas que nadie sabe que los profesores hacen, pero que están ahí y son necesarias para que todo funcione. Prefiero mis clases, francamente, con su nosesabequéocurrirá.

Bajaba del autobús y me envolvía en mi bufanda nueva. Me la he regalado esta tarde porque me la he merecido: el día fue cansado, arrastraba como sombra indeseable toda la carga de la semana pasada, su trabajo pendiente. Y pensaba que mi marido tenía razón: no te veo el fin de semana, estás a lo tuyo. Es cierto. Lo lamento. Se me acumuló la tarea, esta semana voy con prisa, los días deberían tener más horas.

O no. Las llenaría.

Llegaba a casa, mi bufanda hasta arriba: soy friolera. Me acompañaba crujir -me gusta esta palabra- de hojas secas -me gustan también: naranjas, marrones, los colores de la tierra. Imposible llegar al portal sin que nadie se diera cuenta; mis pasos, las hojas, me delataban. No me importa. Me gusta este medio otoño que quiere ser medio invierno y no puede.


4 comentarios:

  1. Bueno, yo aún estoy en lunes, en este lado del hemisferio. Me ha gustado tu visita al Principito. Soy fanática de los pop up y regalé todos los de mis chicos, cuando crecieron y ahora tengo nostalgia.
    Un cariño de lunes que al fín termina.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Mic.

    Los pop son estupendos, recuerdo que tenía algunos cuando era pequeña porque a mi padre le encantan... Estoy esperando a que mi hija sea un poquito mayor para poder presentárselos yo.

    Nos vemos junto al baobab.

    Saludos y gracias por tu visita desde este lado del planeta!!!

    ResponderEliminar
  3. Descansa un poco. Tanto trabajo no puede ser bueno.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Perikiyo,
    cuánta razón... Ya he tenido algunos episodios de agotamiento. Hoy me levantaba mala... Profético mensaje el tuyo.

    Saludos.

    ResponderEliminar

No acepto comentarios anónimos. Si no nos dices quién eres, tu comentario no se publicará.

Visito tu enlace si tu comentario no es spam, anónimo o una falta de respeto.