lunes, 24 de octubre de 2011

La princesa Niña Pequeña.

Hoy llevé a Niña Pequeña a su pediatra; que no cunda el pánico: una revisión rutinaria donde me indicaron que debía llevarla al oftalmólogo -dados los antecedentes de miopes familiares- a lo largo de sus casi prontos cinco años. En la sala de espera vimos princesas saliendo de sus lápices:



6 comentarios:

  1. Hay artistas que se inspiran en un bosque, viendo el mar, en la montaña...Niña Pequeña en una sala de espera. Tiene madera de artista esta princesita.
    Una vez más vuelvo a decir que mis entradas favoritas son en las que hablas de Niña Pequeña.

    Un saludo, Laura.

    ResponderEliminar
  2. Epero que le hagan ilusión sus gafas. Ya es más como mamá y tiene un útil del que va a tener que ocuparse como una personita. Seguro que estará monísima. Muy bien haberla "cogido" a tiempo.

    José Luis.

    ResponderEliminar
  3. Como muchas veces hemos dicho en mi blog: no siempre las realidades más ricas se ven con los ojos.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Laura.
    No sé si tiene alma de artista (creo que le gusta más bailar, cosa que a mí jamás me gustó), pero últimamente gusta de pintar princesas, castillos y guardianes del bosque.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. No, José Luis, aún no lleva gafas. La visita al oftalmólogo es preventiva, dado que todos en la familia las llevamos. Aunque ella a veces, es cierto, pregunta que cuándo las va a llevar. Lo normal es su cotidianeidad...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Así es, Medioambiente... Me recuerda al Principito...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

No acepto comentarios anónimos. Si no nos dices quién eres, tu comentario no se publicará.

Visito tu enlace si tu comentario no es spam, anónimo o una falta de respeto.