lunes, 18 de julio de 2011

Esta es Niña Pequeña.


Le pedí a Niña Pequeña un dibujo sobre ella misma. He aquí el resultado, titulado por ella como la Niña Corazón.

10 comentarios:

  1. Por fin la conocemos en su integridad. Con los brazos bien abiertos, rodeada de estrellas y en las nubes. Y con ese lacito en la cabeza coronando su sonrisa.
    Nada como su mirada y sus manos para verse a sí misma.
    Guapísima.

    ResponderEliminar
  2. Lástima no ser psicólogo para interpretar debidamente el autorretrato de Niña Corazón. Mi amiga Elia sí lo es y cuando tenga ocasión le pediré su lectura.

    Me gusta que N.P. haga amistarse a la noche con el día; que sueñe con una melena larga larga (una de ésas color de oro que tienen sólo las princesas, como ella); que le gusten las telas estampadas para sus vestidos; que ...... sea aún pequeña y puro Corazón.

    No veo la fecha, apúntala si no lo has hecho ya.

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Pepe. Siempre se pinta con lazos, coronas y vestidos... Esta vez, además, con largas coletas. Sonriente siempre, eso sí.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. José Luis,
    la fecha está por detrás del dibujo; no se me ocurrió ponerla delante.
    Sería curioso ver la lectura de tu amiga Elia; mándame sus impresiones por correo, si puedes.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Está de vacaciones, pero me apunto el encargo y no sé cuando, pero te llegará.

    ResponderEliminar
  6. Largas coletas, como aquella princesa encerrada en una torre.
    Veo que la casita también tiene corazones y el cielo está poblado de nubes y estrellas.
    Los dos personajes que aparecen a la derecha del dibujo, -no sé si serán peces-, también sonríen.

    Siempre es alentador ver que el dibujo de un niño está plagado de sonrisas.
    No soy psicólogo, pero supongo que un niño feliz hace dibujos felices.

    Un besito para Niña Pequeña.

    ResponderEliminar
  7. Perikiyo, sí, es una niña alegre. Para ella todo lo que le rodea es sonrisa y debe sonreir... (que le dure).

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Seguro que es así, Perikiyo: "un niño feliz hace dibujos felices". No sé si Elia conseguirá decir algo más que esta verdad.

    De esta entrada, además del dibujo de Niña Pequeña, me ha gustado mucho la suma de los comentarios. Está claro que ante el arte cada uno siente y expresa cosas complementarias. Y eso me parece de gran interés.

    ResponderEliminar
  9. Así es, José Luis. Veo que el arte de Niña Pequeña es interesante. Voy a tener que compartir con vosotros el barco que dibujó ayer...

    Un saludo.

    ResponderEliminar

No acepto comentarios anónimos. Si no nos dices quién eres, tu comentario no se publicará.

Visito tu enlace si tu comentario no es spam, anónimo o una falta de respeto.