sábado, 23 de julio de 2011

Ha nacido.


Tengo el placer de comunicar a los lectores que ayer, a las 16:00 vio la luz el primer bizcocho que hago en cuatro años, tras una ardua labor de conquista y dominio de la cocina por mi parte.

No veo el momento de hacer partícipe de este hecho a mi vecina; mi cotización hogareña subirá varios puntos, además, cuando se sepa que no tenía levadura pero, aún así, logré que el dulce en cuestión saliera suficientemente esponjoso como para merecer la aprobación del paladar más exigente de mi casa, el de Niña Pequeña.

6 comentarios:

  1. Enhorabuena. Ha sido un largo parto.
    Dados los límites que, por ahora, tiene la red, los que estamos a este lado nos conformaremos con probarlo de manera virtual. Que os aproveche a los de allá, que tenéis la fortuna de degustarlo de veras.

    ResponderEliminar
  2. Oye...? Pero bueno...? Si Niña Pequeña dice que está rico, no hay más que hablar. Pero no seas cruel y dinos a tus comentaristas y lectores, los ingredientes de ese hito de la repostería....., porque "a ojo" no hay manera de adivinarlos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a los dos.

    José Luis, en esta página hay una receta muy similar: http://www.cocinaconana.com/2008/03/bizcocho-marmol-tricolor.html

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Estupenda la página. En cuanto vuelva mi Merceditas de hacer el gamba por Barcelona (unos conciertos, según me dijo), seguro que nos fabrica un "bizcocho–mármol–tricolor" (sorprendente nombre) antes de deshacer su mochila. Te pedí los ingedrientes por ella, y en su nombre y el mío te damos las gracias, Negre.

    Guardaremos un poquito para que lo pruebe Pepe.

    ResponderEliminar
  5. Ah, José Luis, mándame una foto para que pueda escribir sobre ese bizcocho y comparar... Igual, si le gusta a Pepe, podemos hacer otro ;-)

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hecho!

    Solo tengo que esperar a Merceditas.

    ResponderEliminar

No acepto comentarios anónimos. Si no nos dices quién eres, tu comentario no se publicará.

Visito tu enlace si tu comentario no es spam, anónimo o una falta de respeto.