domingo, 4 de julio de 2010

No venceremos al mal, pero nos queda Avatar.

El problema del mal no tiene solución; pero ayer vi la película Avatar y me fortalecí pensando que eso no es razón para no tratar de frenar su lento avance.



0 ideas:

Publicar un comentario

No acepto comentarios anónimos. Si no nos dices quién eres, tu comentario no se publicará.

Visito tu enlace si tu comentario no es spam, anónimo o una falta de respeto.