jueves, 8 de julio de 2010

Abanicando el calor.

Levantando los ojos, Niña Pequeña afirmó con la seriedad de sus tres años y medio:

- Mamá, el abanico me quita el calor porque se lo queda él, ¿verdad?


6 comentarios:

  1. ja, ja estos niños tienen un pensamiento de lo más lógico!

    ResponderEliminar
  2. Increíblemente como una frase tan simple puede hacer pensar tanto... la niñez transforma.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Kassiopea,
    la inocencia de los tres añitos...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. José R.

    ¡y a ver quién se atreve a discutírselo!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Trovator,

    quizá por eso algunos dicen que tenemos que aprender aún mucho de los niños...

    Un saludo.

    ResponderEliminar

No acepto comentarios anónimos. Si no nos dices quién eres, tu comentario no se publicará.

Visito tu enlace si tu comentario no es spam, anónimo o una falta de respeto.