jueves, 17 de noviembre de 2011

Y Dios nació.

Mamá -dice Niña Pequeña, mientras intento no darle tirones al secarle el pelo.

- ¿Hum? -contesto. Mañana mismo compro suavizante para niños.

- Mamá, ya sé por qué nació Dios -afirma, rotunda y muy seria, mientras me mira desde su reflejo en el espejo de detrás de la puerta.

- A ver, dímelo -le digo. Este año acabo mi carrera de Teología; igual es que todo se pega...

- Claro. Nació porque le necesitábamos.

6 comentarios:

  1. Huy, huy, huyyyy, esta niña va a ser una manifestación del prodigio divino ¡qué bien!

    Claro, necesitábamos un Padre (uno solo para todos los hombres) y también un Maestro que nos enseñara cómo hemos de amarnos. Porque... ¿sabes N.P.?, los hombres no sabemos hacer casi nada bien por nosotros mismos sino escuchamos a Dios (a Papá).

    José Luis

    ResponderEliminar
  2. Oiga, su niña es un lince! Ha dado con la esencia de la cuestión, ya lo creo que sí. Esa conclusión podría ser el comienzo de un largo debate.

    Buenas noches, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  3. Como decía un personaje televisivo, "ahora vas y lo cascas".

    ResponderEliminar
  4. Toda una preparación para el Adviento. !Y sin carrera de Teología!
    Cualquier día te la encuentras perdida entre los doctores de la Ley.

    ResponderEliminar
  5. La verdad más grande del mundo, en mi opinión.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por vuestras aportaciones. No seguí con el debate, pero hoy se lo comentaba a uno de mis profesores... Nunca se sabe si la respuesta de Niña Pequeña puede ser válida para algún examen mío...

    Un saludo.

    ResponderEliminar

No acepto comentarios anónimos. Si no nos dices quién eres, tu comentario no se publicará.

Visito tu enlace si tu comentario no es spam, anónimo o una falta de respeto.