martes, 28 de diciembre de 2010

Los regalos, con antelación.

Tengo los regalos escondidos. Los del día de Reyes, me refiero, los escogidos por mí atendiendo a las peticiones -no demasiadas ni tampoco crecientes- de los diversos miembros de mi familia. Y tal vez este sea el mejor momento, el de saber que están todos, prácticamente preparados o a punto de ser envueltos en brillante papel, guardados, custodiados bajo llave o entre los jerséis de la cómoda.

2 comentarios:

  1. Que alivio, madame, tener solucionado eso al menos.
    No deja de ser un agobio impresionante. Pero a fin de cuentas cuando se ha solucionado produce mucha satisfaccion.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  2. Ahora estoy pensando en los regalos de cumpleaños de mi marido, madame, que es después de Reyes.

    Feliz tarde.

    ResponderEliminar

No acepto comentarios anónimos. Si no nos dices quién eres, tu comentario no se publicará.

Visito tu enlace si tu comentario no es spam, anónimo o una falta de respeto.