lunes, 20 de diciembre de 2010

Este es el Belén de mi casa.

La cercanía de las vacaciones navideñas ha impuesto el ritmo de los relojes de mi casa.

He dispuesto cuidadosamente los materiales sobre la mesa del salón, colocado temáticamente piedras, pequeñas ramas, corchos, serrín verde, arena fina, serrín de corcho, algunas ramitas casi minúsculas para los haces de leña y el papel de roca. Al otro lado, celo, esparadrapo, tijeras, cucharillas, cedazo, papel, espumillón suave, algunas luces de última hora. En el extremo, bolsas de basura y escoba. Todo preparado.

He aquí el resultado:



2 comentarios:

  1. Pues te ha quedado muy bien. Yo hace un par de días puse mi árbol de Navidad.

    ResponderEliminar
  2. Ay, si yo tuviera más sitio...
    La niña ha estado hoy con su padre montando también el árbol.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

No acepto comentarios anónimos. Si no nos dices quién eres, tu comentario no se publicará.

Visito tu enlace si tu comentario no es spam, anónimo o una falta de respeto.