jueves, 20 de mayo de 2010

Soy un queso.

Mis amigos blogueros Perikiyo y la Dame Masquée han lanzado esta semana la cadena "Si yo fuera" (que podéis leer aquí y aquí). Y si yo fuera un alimento, creo que sería un buen pedazo de queso. Mi amigo Juancarlos siempre dice que este es un aperitivo que hay que tener en casa para las visitas.

Es decir, el queso tiene un punto de acogedor y hogareño; un queso de Valdeón, fuerte, como a mí me gustan, muestra el carácter de quien lo tiene y quien lo elige. O un suave queso cremoso, de los de cuchillo fino y punta de pan, esos que se comen mientras compartes mesa. O el de Niña Pequeña, el de envolver, como dice ella: el tranchette de siempre, del sandwich de la merienda infantil apresurada, para el parque y a jugar: gastar el tiempo a tu lado porque mereces la pena... Un queso tiene detrás personas y un nosequé de naturaleza, su tiempo controlado de preparación y espera, que es como se hacen y cuecen las cosas importantes: poco a poco, despacito, con organización y cerrando cosas.

¿Qué queso eres?


4 comentarios:

  1. Si yo fuera un queso... sería un pie izquierdo!

    ResponderEliminar
  2. Todos mis amigos saben que yo soy una Camembert, jijiji, la razón de lo cual constituye un chiste privado entre nosotros. Pero ademas me va muy bien, si!

    Buenas noches, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  3. Yo, un semicurado. Ni demasiado fuerte, ni demasiado suave.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Gracias a los tres :-)

    Madame, me gusta el queso elegido.

    Perikiyo, ese queso también le gusta a mi hija.

    Mini... habrá que solucionar eso con un vaso de agua como en la última convivencia...

    Abrazos.

    ResponderEliminar

No acepto comentarios anónimos. Si no nos dices quién eres, tu comentario no se publicará.

Visito tu enlace si tu comentario no es spam, anónimo o una falta de respeto.