martes, 21 de agosto de 2012

Crónicas marinas (6): la regla de las tres R.


¿Por qué no se me ha ocurrido a mí reutilizar la sombrilla del carrito de Niña Pequeña? ¿Cómo he podido dejar pasar esta oportunidad de patente? La regla de la minimización y aprovechamiento del espacio playero; el fin de la odisea y conquista de unos centímetros cuadrados de arena de playa: pim, pam, pum: llegar, besar el santo, desplegar silla y sombrilla en un dos por uno.

4 comentarios:

  1. ¿Y la regla de las tres R?

    Sólo descubro la "R" de Reutilizar la sombrilla.

    Por cierto, si queréis Mediterráneo bonito, despejado y familiar, debéis probar un verano con Torredembarra. Es un paraíso, un oasis de cordura y buen gusto, sito entre las locuras de Camarruga y Calafell hacia el norte y de Salou y Cambrils hacia el sur. Casi todos los veranos gana la calificación de playa (arena y agua) más limpia. Quedas avisada, jeje.

    José Luis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el aviso, José Luis. Lo tendremos en cuenta para investigar.
      De las tres R, no le pregunté a la señora si hacía uso de las otras dos...
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Ja, la verdad es que es una buena idea, sombrilla personal y orientable. A mí me gusta aunque solo cumpla con una de las R del trío. Voy a ver si encuentro la de mis nenas...

    Saludos y que sigas disfrutando el verano :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso de buscar la sombrilla abandonada de bebé también lo pensé yo, Ana Laura.
      Un abrazo cálido ;-)

      Eliminar

No acepto comentarios anónimos. Si no nos dices quién eres, tu comentario no se publicará.

Visito tu enlace si tu comentario no es spam, anónimo o una falta de respeto.