jueves, 25 de noviembre de 2010

Una buena nueva.

Hoy era un buen día para nacer y asomarse al mundo. Para quedarse y empezar a escribir el futuro. Dejarse querer: queriendo, mimando, apreciando. Aprendiendo.

Jaime, Jacques, Santiago, Jacobo, Yago, Jaume, Jamie, Jacme, Giacomo. Aquel que sigue a Dios... Bienvenido.




3 comentarios:

  1. Así que eso significa el nombre. Sin duda uno de los que mas variantes tiene, y que a mí me evoca ese viejo camino medieval que tantos peregrinos han hecho.

    Bienvenido, pues, Jaime a este mundo. Que su vida sea larga y venturosa.

    Buenas noches, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  2. Gracias a los dos.

    El padre nos lee casi todos los días. Pero le transmitiré tan pronto pueda estos deseos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

No acepto comentarios anónimos. Si no nos dices quién eres, tu comentario no se publicará.

Visito tu enlace si tu comentario no es spam, anónimo o una falta de respeto.