viernes, 18 de junio de 2010

¿Quien vive en la piña debajo del mar?

Los murmullos de los alumnos en las clases suenan ya a que piensan en las vacaciones -aunque algunos llevan de vacaciones desde septiembre...




Dedicado a los alumnos de mi tutoría de 2ºESO, que hoy estaban enredados en un serio debate: ¿cómo es la letra de la serie de dibujos Bob Esponja?

Estoy de acuerdo con Eladio, que en su blog Una odisea escolar, también hablaba en su entrada de ayer de...

4 comentarios:

  1. Odio a Bob Esponja con toda mi alma. Mis hijos le adoran, no sé por qué. No entiendo qué ven en unos dibujos animados, en los que sus personajes viven bajo el mar, pero ven como llueve tras los cristales de sus ventanas.
    Supongo que, cuando yo era pequeño, había dibujos animados igual de absurdos. Aunque, me pongo a recordar y, salvo que las abejas hablasen, los leones diesen la vuelta al mundo en ochenta días y los perros se convirtieran en mosqueteros, no encuentro ninguna situación rara en los dibujos animados que yo veía.
    En fin, seguiré recordando.

    Feliz fin de semana. Feliz fin de curso.

    ResponderEliminar
  2. Perikiyo,
    a mi hija le pasa igual, y por lo que he visto esta mañana, a mis alunos también.

    Yo recuerdo dibujos de robots que soltaban puños, glóbulos blancos y rojos que eran personas, un caracol que era amigo de una gallina enorme amarilla y un ratón amigo de un perro que tenía a otro perro naranja como mascota.

    Nada raro ;-)

    Feliz noche.

    ResponderEliminar
  3. Y la naranja que jugaba a fútbol qué, eso sí que es de lo más normalito, por no hablar del niño de 5 años que se va a Argentina él solito a buscar a su madre sin maleta ni nada y con un mono. Si es que los dibujos de ahora son muy raros jajajajaja.

    Qué bien os lo debéis pasar en el cole jajajaja.

    ResponderEliminar
  4. Ah, Kassiopea,
    no recordaba yo a la naranja. ¡Cierto! La veía por la tele. A mi madre le estuve dedicando la canción de Marco durante años, después de una experiencia traumática de una semana en la que se fue de viaje y me dejó con mi padre y mi hermano. Algún día hablaré de las albóndigas de esa semana...

    Feliz noche.

    ResponderEliminar

No acepto comentarios anónimos. Si no nos dices quién eres, tu comentario no se publicará.

Visito tu enlace si tu comentario no es spam, anónimo o una falta de respeto.