lunes, 7 de junio de 2010

Como Crusoes entre armarios.

Los armarios del despacho se están quedando vacíos, en muda despedida. No sé qué pensarán ellos, si es un adiós sin fiesta o una posibilidad de algo nuevo, sus puertas abiertas como bocas, cristales limpios, mirando con ojos bien abiertos las cajas de la mudanza que se van apilando rítmicamente.

Sobrevivimos en la mudanza y la novedad del próximo curso, decía Josémanuel. Como Crusoe, romántico, pirata dispuesto a hacer prevalecer su honor y firmeza en el empeño del proyecto acometido.


0 ideas:

Publicar un comentario

No acepto comentarios anónimos. Si no nos dices quién eres, tu comentario no se publicará.

Visito tu enlace si tu comentario no es spam, anónimo o una falta de respeto.