viernes, 19 de octubre de 2012

Agradecimiento al Ratón Pérez.

A la atención del Sr. D. Ratoncito Pérez. C/ Arenal, 8 (Madrid- España)

Muy sr. mío:

Por medio de estas líneas quiero agradecerle la deferencia que ha tenido en la noche pasada hacia Niña Pequeña, así como hacia mi solicitud de dejar un pequeño obsequio para contrarrestar el efecto de la caída del primer diente de la joven.

La prontitud con la que Niña Pequeña se levantó en el amanecer de este viernes impidió poder realizar una foto para rememorar en el futuro el acontecimiento de encontrar mutado el pequeño incisivo por sus dos breves, pero atentos, regalos. Sírvale de referencia no sólo la ausencia de protestas ante el despertar matutino -por una vez-, sino también la firme decisión de la joven para llevar a clase hoy la nueva pulsera de mariposas multicolores y sus dos horquillas a estrenar.

Atentamente, le saluda

 

4 comentarios:

  1. Ah, qué ternura, es delicioso ver tanta ingenuidad y felicidad juntas, ¿verdad? Ojalá le dure muchos años (al menos tantos como sigan cayendo dientes) la ilusión del Ratón Pérez.

    Aquí la costumbre es que el Ratón les deje algo de dinero, mis dos hijas me pidieron, en su momento, sendos monederos para guardarlo. Todavía andan por ahí.

    Saludos a ti y a Niña Pequeña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Ana Laura, ¡no sabía que el Ratón Pérez también va por tierras uruguayas! Aquí en algunas cosas también deja una monedita, pero se ve que esta vez prefirió un detalle que sabía que a Niña Pequeña le iba a encantar.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Ah sí, sin dudas es una tradición heredada de la madre patria, como tantas otras. Incluso tengo alguna entrada al respecto yo también, de hace un par de años.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 31 de diciembre de 2010, exactamente, jeje. La he buscado. Tu hija tenía razón: hay muchos seres mágicos alrededor. Y que no los perdamos.

      Un abrazo.

      Eliminar

No acepto comentarios anónimos. Si no nos dices quién eres, tu comentario no se publicará.

Visito tu enlace si tu comentario no es spam, anónimo o una falta de respeto.