domingo, 13 de febrero de 2011

2004-2011

En el estrecho pasillo que discurre entre el ascensor y el ala oeste -de mi facultad- hay un tablón de anuncios acristalado, limpio, sin marcas ni señales. Me paro ante él, fascinada porque no haya ni una pintada, ni una marca de rotulador: nada que indique que por ahí campan estudiantes.

En el estrecho pasillo que discurre entre el ascensor y el ala oeste, donde está el tablón de cristales impolutos, justo ahí, adormece una hoja informativa, remachada por cuatro brillantes chinchetas. Me acerco más. Leo, por si acaso. Listas de nombres, comité de empresa, firma el decano. Fecha: 2004.

En el estrecho pasillo que discurre entre el ascensor y el ala oeste se encuentra el tablón limpiamente acristalado con su única hoja informativa: los nombres de los delegados sindicales a fecha de 2004. Alguien se olvidó del tablón, las llaves de los cristales, las personas que representan, la hoja caducada, las firmas de los acuerdos.

Bendito país...

5 comentarios:

  1. Es como cuando ponen las luces de Navidad en los pueblos y siguen colocadas hasta casi Semana Santa.
    Lo que pasa es que seis años son muchos años. ¿No se habrán equivocado en la fecha del documento?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. No creo, Perikiyo, porque llevo viendo esa hoja ¡desde el 2005!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Santo y maldito olvido, eso sí, sigamos gastando e invirtiendo para luego pasar a olvidarlo y/o remodelarlo.Somos olvido
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Lo bueno es que los estudiantes, al menos esos que se creen artistas, también se han olvidado de ese tablón, de ahí su 'impolutez'.

    :)

    ResponderEliminar
  5. Ana Laura,
    y además está en un pasillo alejado, casi un atajo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

No acepto comentarios anónimos. Si no nos dices quién eres, tu comentario no se publicará.

Visito tu enlace si tu comentario no es spam, anónimo o una falta de respeto.