viernes, 16 de septiembre de 2011

En los inicios del curso...

Un alumno nuevo del cual apenas sé el nombre, aspecto y ubicación en su clase, levanta la mano -una mano grande, desproporcionada, en lo desgarbado de la adolescencia:

- Profe, y los deberes que mandas, ¿hay que hacerlos?

Pues empezamos bien...

6 comentarios:

  1. Bueno, mira el lado positivo. Al menos te lo pregunta a principio de curso, aún existe una remota posibilidad de salvación.

    ResponderEliminar
  2. Es bueno situarse y tener las cosas claras desde el principio.

    Dios Santo.

    ResponderEliminar
  3. Me voy a quedar con eso de que aún hay salvación...

    ResponderEliminar
  4. Eso es saber a qué atenerse. Un alumno templado y con los pies en el suelo, sí señor. ¡Que no te pase na...!

    ResponderEliminar
  5. Un alumno con las cosas claras, sí, jejeje...

    ResponderEliminar

No acepto comentarios anónimos. Si no nos dices quién eres, tu comentario no se publicará.

Visito tu enlace si tu comentario no es spam, anónimo o una falta de respeto.