sábado, 8 de enero de 2011

Mi vecina tiene unas zapatillas que...

Los Reyes Magos regalaron a mi vecina, la de enfrente, unas zapatillas.

Un par de zapatillas es un regalo útil y cómodo, que es algo muy de los Reyes cuando estás ya en una cierta edad medianera, porque, ya se sabe, los Reyes son magos y saben que tú lo que necesitas es estar a gusto -especialmente cuando tu vida social se ve transformada e iluminada por visitas a amigos en tus mismas condiciones: con hijos, poco tiempo y ojeras de mal dormir en las largas trescientasypico noches del año. La versión masculina de las zapatillas del 6 de enero será un lustroso par de calcetines, claro.

Pero no son sólo unas zapatillas. Son unas zapatillas rosas, brillantes, casi de peluche por la suavidad que adivinan, y apuntan maneras de cálidas. Y cuando digo "brillantes" es eso, literalmente: casi luminosas por la esplendidez de sus lentejuelas plateadas. Relucientes en cientos de brillos, magníficas, fulgurantes -imagino- en los pasos de portal a portal en medio de la lluvia -plic, plic, plic. Y cuando sube mi vecina para que Niña Pequeña y su niña jueguen a mamás y bebés, es casi imposible no deleitar la vista ante el rutilante par de zapatillas.

- ¿Qué pasa? -dice, mientras se ríe ante mi cara de pasmo- Bien calentitas que son.

Cierto. Sin duda. Inmensas.

Y que conste que mi vecina, la de enfrente, es también una amiga...

4 comentarios:

  1. ¡Yo quiero unas zapatillas así!!!

    Hace muchos años mi madre nos preguntó a mi hermana y a mí si preferíamos nuestros regalos repartidos entre Navidad y Reyes, o todo en Navidad, o todo en Reyes... evidentemente elegimos todo en Navidad (viene antes y queríamos muchos regalos juntos). Desde entonces no recibo regalo de Reyes.

    Definitivamente, envidio a tu vecina.

    ResponderEliminar
  2. En mi casa no se hacen regalos en Navidad (aunque esto ya empieza a ser una costumbre en otras casas). Todo en Reyes, que son más y por eso, ¡más regalos!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Acá por el sur, la Navidad siempre fue muy fuerte, al mismo nivel que los Reyes. No sé exactamente cuando empezó la tradición navideña, pero yo ya tengo 42 años y no recuerdo que esto fuera diferente en mi niñez primera.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Tenía yo esa imagen que la Navidad era fiesta de regalos allá en América...

    ResponderEliminar

No acepto comentarios anónimos. Si no nos dices quién eres, tu comentario no se publicará.

Visito tu enlace si tu comentario no es spam, anónimo o una falta de respeto.