sábado, 5 de enero de 2013

Todo listo: Día y Noche de Reyes.

Todo preparado. Bueno, casi todo, que nos falta lo de poner el zapato y el pequeño tentempié para Sus Majestades. Pero el resto, sí, el resto ya está: el roscón -relleno de nata y trufa, que no sabía yo qué les gustaba más a Él y a Niña Pequeña y he tomado una decisión salomónica en medio de la cola de la panadería-, la hora de la cabalgata anotada en el calendario de la cocina, las luces del árbol revisadas para la noche y las ramitas del Belén retocadas (que a estas alturas ya empiezan a fallar los detalles naturales por falta de espacio, agua, luz o qué sé yo). Incluso hay una nueva versión de las cartas de petición para esta noche, hechas por Niña Pequeña, con portada incluída y dibujos temáticos. Y el aviso este de última hora, porque el reloj va bien lento hoy: 

- Mamá, hoy no te quedes hasta tarde leyendo, que vienen los Reyes Magos, y si te ven despierta...


  

2 comentarios:

  1. Deseo que disfrutéis de ese apetecible roscón y que Niña Pequeña y vosotros los padres hayáis podido disfrutar de una noche mágica. Estoy segura de que Melchor, Gaspar y Baltasar se habrán portado muy bien tanto con Niña Pequeña como contigo.

    Un saludo, Laura.

    ResponderEliminar

No acepto comentarios anónimos. Si no nos dices quién eres, tu comentario no se publicará.

Visito tu enlace si tu comentario no es spam, anónimo o una falta de respeto.