jueves, 26 de julio de 2012

En un cuerpo a cuerpo, ¿quién vence?

Sé a ciencia cierta que siente lo mismo que yo por ella. Lo he notado en su postura, en el ligero arqueo de su pequeño cuello mientras caminaba decidida hacia el otro lado de la plaza, clavándome el filo de sus pupilas claras, marcando el paso entre la arena fina con las sandalias de tiras descubiertas. Tiene el aire de su madre y ha heredado de ella no sólo su perfil redondeado, sino también una incipiente tendencia a usar una talla más de la que debería para su edad; sin duda, también el aire decidido que impone la corpulencia, como ella.

- Ven, vamos -ha dicho a Niña Pequeña, cogiéndole firmemente por el codo, dirigiendo ya el giro de su cuerpo hacia el arenero del parque. Ella se deja hacer poco convencida, pero sin mayor alternativa cerca. 

La miro, buscando su mirada azulada, sabiendo de antemano que los labios infantiles se transformarán en un instante en una línea fina y decidida, midiendo las distancias y calculando cuál será nuestro próximo movimiento. La presa, Niña Pequeña: o el arenero o el banco con su madre, pobre opción pudiendo jugar con cacharritos, ese amago infantil de cocina con piedras y barro. Me quedo inmóvil, pero decidida, en mi asiento, agarrando mi último regalo -un libro digital- como si en ello me fuera toda autoridad; sostengo su mirada de cinco años bajo la atenta -y retorcida- vigilancia de su madre...



 

2 comentarios:

  1. Un auténtico duelo al sol, Negre. Qué duras escenas se esconden bajo la aparente calma de lo cotidiano. Y qué bien las dibujas.
    Por cierto: precioso nuevo cabecero. Y preciosas fotos en flickr: pero no doy a basto....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la idea de compartir estos momentos en la red, Pepe: ver de otra forma lo cotidiano. Gracias por tus palabras.
      Sobre los cambios que comentas del blog, fruto de que he tenido un poco más de tiempo de lo habitual.

      Un abrazo.

      Eliminar

No acepto comentarios anónimos. Si no nos dices quién eres, tu comentario no se publicará.

Visito tu enlace si tu comentario no es spam, anónimo o una falta de respeto.