lunes, 9 de julio de 2012

Cereales de chocolate y leche.

Estoy desayunando leche y cereales, y es posible que no haya nada para desayunar tan aburrido e insulso como los cereales, hidrogenados, desecados, omegados, y, por supuesto, integrales, y todo en conjunto debe de dar mucha fuerza y vitalidad, a juzgar por la carátula acartonada de este muñeco y las saltarinas gotas pintadas de leche. 

Desayuno leche y cereales porque es lo suyo, ¿no?, rápido y energético, dicen, de chocolate -aunque a Él le gustan sin más, de esos lisos o ribeteados de miel y con trozos de frutas-. Yo creo, en serio, que desayuno leche y cereales porque es más rápido y porque me aburre este tiempo del desayuno, a medias entre el reposar en los sueños y el estirar la pereza de tener que empezar el día... Me resisto a quitar el mantel de frutas que nos regaló Tíarosa porque supondrá retirar también la vitaminada caja de cereales, ordenar lo que esta noche ya tendrá su propia entropía, sacar el coche, comenzar...

Buenos días.

 

6 comentarios:

  1. Cuando llegaron los cereales a los market, servidor ya había hecho la mili. Me acostumbré pues a las "marías" de toda la vida, a veces, pocas, con mantequilla y mermelada de melocotón. Mucho antes que los cereales USA, llegaron a nuestro mercado los Chrispis que pronto fueron ChocoChrispis y que a mí no me gustaban porque el arroz sólo me gusta en paella o a la cubana.

    ¡Ah, desayunar! Pero si es uno de los placeres del día, tal vez el primero, Negre. Tienes que transformar ese aburrimiento en puro placer y voluptuosidad alimentaria y si puedes hacerlo en familia, muchísimo mejor.

    José Luis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí tampoco me gustan los cereales de arroz... Las galletas de toda la vida, también con ¡mucha! mantequilla, como un "bocadillo" y rebosantes por los laterales.

      Intentaré seguir tu consejo y convertirlo en una especie de ceremonia de saludo al día... Pero no prometo nada.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. El desayuno: esa tierra de nadie en la que todavía no somos del todo.

    ResponderEliminar
  3. Yo los tomo muchas veces para cenar. Pero les echo colacao que si no están muy sosos.

    ResponderEliminar

No acepto comentarios anónimos. Si no nos dices quién eres, tu comentario no se publicará.

Visito tu enlace si tu comentario no es spam, anónimo o una falta de respeto.