sábado, 9 de junio de 2012

A esa señora...

¿Por qué me ahogas con el olor de tu colonia?

 

2 comentarios:

  1. Sí, realmente puede llegar a ser un problema. De niño, cuando compartía ascensor con el señor del principal, bastaban tres plantas para quedar K.O. y llegar a mi cuarto derecha mareado e ido. Otras veces, no hacía falta ni coincidir; con que hubiera usado el ascensor antes que yo, su estela era suficiente.

    Es verdad tu cuestión, Negre. El abuso de algo casi siempre es molesto ("una agresión" se dice ahora) para los demás.

    José Luis

    ResponderEliminar
  2. Y eso que sólo me crucé con ella camino de la calle más cercana, evitando su presencia porque, además, era la madre de un alumno (por lo tanto, con el riesgo añadido de tener que montar una "tutoría" en medio de la calle).

    Un saludo.

    ResponderEliminar

No acepto comentarios anónimos. Si no nos dices quién eres, tu comentario no se publicará.

Visito tu enlace si tu comentario no es spam, anónimo o una falta de respeto.