martes, 5 de febrero de 2013

Enfadada en grado 20.

Estaba colgada de una esquina de su pizarra, sujeta con una pinza y mostrando claramente su mensaje: "20 enfadada estoi". Sí, claro, así escrito, como escriben los dulces adolescentes de mis aulas, pero con la diferencia de que Niña Pequeña tiene seis años y ha empezado hace poco a dominar el arte del lápiz...

Niña Pequeña está muy enfadada. Mucho. En una cantidad de 20, y además es capaz de retratarse para que quede más constancia de su ceño fruncido, su mirada inquisidora y el rictus claro de su boca. Está muy enfadada, aunque Él y yo no sabemos por qué, aunque lo sospechamos: porque hay que recoger, porque no se puede jugar a la pelota en el pasillo, porque hay que tomar zumo en la merienda, porque hay que... Y hasta aquí hemos llegado, o ha llegado Niña Pequeña, claro, que harta de aguantar límites en su corta vida, lo expone públicamente, como grito gráfico, que siempre tiene más peso que una rabieta, evidentemente. En gélida protesta que sigue la estela de los carteles más feroces de la Europa del siglo pasado...
  
 

4 comentarios:

  1. Jajaja, mi hija cuando se enfadaba o estaba castigada, también me enviaba mensajes escritos. Lo malo es que los mandaba por debajo de la puerta, y hasta que yo no pasaba por allí no los veía, pobre. Luego se le pasó, supongo que gracias a Dios aprendió a verbalizarlo.
    Por cierto, voy a atreverme a pedirte un favor. La niña está en 1º ESO, y acaban de dar la Antigua Grecia. Dice que le ha gustado el tema, y también "eso de la mitología". ¿Sabrías recomendarme alguna novela adecuada para esa edad, sobre estos temas? Me imagino que es muy difícil, pero por pedir... Muchas gracias :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Sara.

      Así que los mensajes son propios de la edad...

      Sobre lo que me comentas de tu hija, sin problemas. Mándame un correo y te enviaré algunos títulos.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. ¡Já, jájáaa! Pues ya sabes: axioma 1º: los niños nunca mienten..., además: axioma 2º: acostumbran a decir la verdad.

    En su consecuencia, ya podéis empezar a revisar cuál-es de todos esos límites es perfectamente prescindible..... ¡jajajaáááá!

    ¡Suerte!

    José Luis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je, je, je... José Luis, creo que prefiero seguir recibiendo mensajes antes que prescindir de un límite...

      Un abrazo.

      Eliminar

No acepto comentarios anónimos. Si no nos dices quién eres, tu comentario no se publicará.

Visito tu enlace si tu comentario no es spam, anónimo o una falta de respeto.