martes, 17 de enero de 2012

Aprendiendo a leer...

Se le enredan las letras a Niña Pequeña formando palabras... Y qué esfuerzo infinito aprender a leer.

8 comentarios:

  1. Apasionante ese momento. ¡Cuanto futuro encerrado en cada silabeo! ¡Cuánto por descubrir en ese enredo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un verdadero enredo, efectivamente. Y luego, tras el esfuerzo de tres líneas, recordar qué se ha leído...

      Eliminar
  2. El esfuerzo infinito ¿lo dices por ella o por ti?
    Imagino que por ella, claro. Pues... no recuerdo yo ese esfuerzo cuando aprendí a leer. Tal vez sí que lo hubo, pero no lo recuerdo: ¿tú sí lo recuerdas?

    Nada: seguro que N.P. no lo vive como tú y se lo pasa pipa aprendiendo. ¿A que sí?

    Un abrazo
    José Luis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A Niña Pequeña le cuesta un poco porque se resiste a dejarse enseñar, en un afán autodidacta. Yo no recuerdo esfuerzo en mi caso. Y sí, tiene un gran ansia de superación.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Es precioso y emocionante asistir a ese proceso, por la ilusión que ponen y lo rápido que aprenden. Aún recuerdo con emoción a la "Señora del Silencio"...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una compañera de trabajo comenta siempre, cuando enseña a sus pequeños alumnos de Infantil, que es sumamente difícil aprender, pero un gran misterio asistir al proceso.

      Un saludo.

      Eliminar
  4. Una tía maestra siempre decía, que no había mejor trabajo que enseñar a leer a un niño. Creo que tenía razón. Bienvenida Niña Pequeña al mundo de las letras :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero qué paciencia tienen los maestros que enseñan a leer...

      Eliminar

No acepto comentarios anónimos. Si no nos dices quién eres, tu comentario no se publicará.

Visito tu enlace si tu comentario no es spam, anónimo o una falta de respeto.